Canciones

martes, abril 25, 2017

Concierto Pablo Aldaco
Isla de los Poetas, Navachiste 2017 - XXV Festival Internacional de las Artes, con el pincel del alma y de la piel.
Fotografía y bodypainting de: Eduardo Sánchez Encinas y Clemente Pérez Gaxiola

viernes, abril 21, 2017

El transcurrir de cada instante se percibía bárbaro e inverosímil y la noche iba soltando el futuro del tiempo en redondas pausas de ansiedad, en negras lagunas de anhelo y ambición que cual una sola cadena ataban a los hombres entre sí con idéntico respirar e idéntico latido.
José Revueltas
Los días terrenales
Participación de Pablo Aldaco en el Festival Internacional de las Artes, Isla de Navachiste, 2017

jueves, abril 20, 2017

Y detrás... la inmensidad acuática. Más tarde el sol será luna. Un cielo que roza con el mar de plata. La isla enigmática descifra, casi en silencio, su lenguaje de ensueño. Danza el viento a la hora en que el astro se oculta.

martes, marzo 28, 2017

domingo, marzo 19, 2017

El hombre intentó convencer a los muros. Pero eso eran... muros. Nunca sintieron el reflejo del sol.

martes, febrero 21, 2017

Alérgico al amor
Le daban un poco de miel y suplicaba que por favor lo trataran mal, para que se enamorara. De ninguna manera podría enamorarse, si lo trataban bien: eso era cursi, insoportable, meloso. Le resultaba más ponedor, que lo engañaran.

domingo, febrero 19, 2017

Los cuervos de la noche, me robaron el sueño. Para hacer las paces, me puse a volar con ellos.


martes, febrero 14, 2017

sábado, febrero 04, 2017

Bebe el agua de tu misma cisterna,
Y los raudales de tu propio pozo.
Proverbios 5:15-23
Competencia desleal... o el arte de querer pisar al prójimo, sin escrúpulos: una costumbre cavernícola.

Como cuando alguien quiere competir con otro, y el primero quiere rebasar al segundo, queriendo saltarse los primeros pasos. Como si los frutos de un monton de años, se dieran por arte de magia.
Peor aún son esos falsos amigos o colegas, que lo primero que ven de alguna empresa del otro, es únicamente lo malo, tratando de minimizar algo que también tiene brillo, por el temor y la ignorancia de no aceptar, bajo ninguna circunstancia, sus propios fracasos. Esto tomando en cuenta que para lograr el verdadero éxito, es necesario probar el fracaso.
Tal es el caso del hijo de un guerrero, que con su espada todavía sin filo, quiere vencer al padre, sin reglas limpias y necesarias.