Crepuscular (Nuevo)

viernes, mayo 30, 2014

De luz y oscuridad

De la oscuridad a la luz, sólo hay mediocridad. Es el vacío lo que nos hace eternos.

martes, mayo 27, 2014

El arte del sexo
Cuando no hay necesidad de un Prozac,
porque los cuerpos de fuego
inundan los edificios de gritos
por el placer y la dicha de saberse vivos 

Pobres de los vecinos
y de la esposa 
que ya no le ríe a su marido; 
y en cambio al joven
que se topa en la la Planta Baja,
con un jean azul marino,
no disimula cuando le mira... la parte baja.

martes, mayo 20, 2014

Breve caminata por la ciudad de México.

Llegando de una buena caminata por Revolución, pasando por el metro San Pedro de los Pinos, Calle 10, Calle 20, Primero de Mayo, parada en centro comercial para disfrutar de unas exquisitas tortas, muy cerca de Av San Antonio. Cuántos nombres. Cuántas vivencias no siempre voluntarias. La ciudad de México es una verbena.
Acerca de la muerte

La muerte no existe. Es una ilusión. Muerte y vida son lo mismo. No hay principio. No hay final. Todo es un truco. Una ilusión. El miedo a la muerte es lo que ata a la mente humana. La que lo hace esclava y por ende, efecto de todo sufrimiento. El miedo a la muerte es la causa de todos los miedos.
José Martí

"La edad de oro"

"La edad de oro", dedicada a los jóvenes de América. Una prosa noble, sencilla, llena de sabiduría. Recomiendo.

Poesía, cuentos, anécdotas, historia y más.

martes, mayo 13, 2014

De pronto me convierto en león.
No puedo evitarlo. Sé que te asusto. Que en mis ojos reflejo el calor incontrolable de la fuerza de un león. Quisiera ser tierno, ahora que el deseo de acero vuelve.

Huye, sé que el ardor excesivo que invade mi sangre ahuyenta, atemoriza a la presa, causa miedo, pavor.

Pero no soy yo, mi amor. Es la selva de fuego que invade mi piel cada tanto. Después seré tierno. Después seré casto. Después seré calma y entonces, cederás y no nos contendremos.
Es difícil callar

Lo más sabio, lo más difícil es callar ante el juicio ajeno. Sea este suave o lapidario; tenue o sanguinario.
Lo más difícil es no defenderse. Dejar que el otro termine esa batalla contra sí mismo que escupe en los demás para no delatarse. Pues somos espejo y sustancia. Origen del origen.
Lo más difícil es no responder, escuchar el grito del que sufre inmerso en el fuego. Lo más difícil es no ofenderse ante el disturbio verbal del que creemos ajeno.
Pero callar, callar es saborear la paz. Silencio dulce. Calla, no respondas.

viernes, mayo 09, 2014

Plática con un taxista

Abordé un taxi en Reforma. 

Un taxista bonachón comenzó la clásica plática, propia de quien se la pasa solo todo el día.

-Dónde te bailó?
-No pues en un Centro Comercial
-!Ah! ¿Andabas de shopping?
-No, ojalá!
-Pues a mí me agarró echando gasolina. Ni cuenta me di, hasta que vi que el carro se meneó y !ay cabrón!
-Sí, mire, !la gente ya ni pita por el susto! Se nota tranquila.
-Sí, ya hacía falta, ahorita se antoja estar en la oficina o en casita tomando un té con la familia.
-Hasta los más machitos se fueron a llorar a la banqueta. No hay nada que pueda contra la naturaleza.
-Así es, mi don. Dios lo bendiga. Para servirte.

jueves, mayo 08, 2014

Algunos puntos de por qué el beisbol es mi deporte favorito

-No hay reloj. No tiene límite de tiempo. Como puede durar tres horas, puede durar cinco o seis.
-El partido se gana o se pierde. No existe el empate.
-Es elegante. Estético. Desde la postura de los jugadores al batear, al pichar. La forma en que sostienen el bat, la forma de lanzar la pelota. Lo considero el deporte más artístico.
-En los estadios difícilmente hay violencia. La gente es más tranquila, sin perder la pasión y las bromas entre la afición de los dos equipos en disputa.
- Es el deporte más familiar.
-Tienes mucho tiempo para charlar y a la vez ver el juego.
-Está lleno de suspenso, debido a su manera pausada de jugar. "Un juego no apto para cardíacos", "Así es el beisbol" dicen comúnmente los narradores.
-Es impredecible. Puede un equipo tener una ventaja amplia de cinco, seis, siete carreras o más, y en poco tiempo el partido puede empatarse.
El ateo también cae en las redes del dogma. Su religión es la negación, y algo más que eso.

miércoles, mayo 07, 2014

Ya no creo en la sociedad

Y como no soporto a la mayoría de la gente capitalina, que descarga su estrés con hostilidad hacia los demás, que con su jeta y mirada agresiva pareciera que nada más están esperando a ver cómo los miras para descargar sus complejos reprimidos.
Taxistas que les haces la seña para que se detengan y por joder disimulan que sí lo harán, pero al final no. Casi todos a la defensiva, como puercos; francamente, como viles animales.
"Órale, carnaaaaal", me dijo un wey un día que fui de compras. Yo contento, tranquilo, lento pero seguro, como suelo ser de vez en cuando, me encontraba poniendo víveres dentro de unas bolsas. Y ni siquiera le obstruía el paso.
Como no soporto esa actitud generalizada, trabajo más en casa y salgo cuando debo de salir. Más vale solo que mal acompañado. Por razones de salud.
Váyanse al carajo.
POSDATA: Una disculpa para mi perra.