El Sol

viernes, mayo 29, 2009

Retorno al desierto
Resucita el recuerdo, cuando vuelo hacia Hermosillo,
La nostalgia del aire que me ocupa, me traslada al Tiempo

¡Aire y brújula, desierto, montañas que rodean y no limitan!
Pasos vueltos al nido, inocentes y perversos

Desde la cuna de nacimiento pensaré en voz alta,
Hablando a los retratos que me observan

¡Bebe profeta de la sangre que te acusa!
Del seno de la proveniencia vienen los destellos

El sol te mira cada vez más muerto,
Delicioso, alumbrando como nunca.

El alma desnivela y nos traslada hacia la culpa,
Hermosillo es un hermoso mirar por el momento.

jueves, mayo 14, 2009

" "

Cuando se habita el lenguaje se hacen gestos. Si se hace un gesto, luego uno no puede conducirse como todo el mundo, es decir,como el resto de los canallas (Jacques Lacan, 1973).

lunes, mayo 04, 2009


Premura

¡Qué grata presencia deja el amor que ya no vuelve!
¡Qué contradictoria la historia fugaz de la estancia breve!
Desemboca el camino en la poesía, más que en Roma,
Varios versos para el alba acompañan tu marcha

No me quejo de la soledad, porque existe el recuerdo,
Y si no vuelves el fruto será el placer de no tenerte,
Porque te invento pese al pulso inacatable de lo que eres
Y la flama no muere, ni siquiera con el soplo más fuerte

Eres la rima involuntaria o la prosa que la extirpa,
La sal que emerge del agua misma y satisface al vidente;
No soy yo quien te escribe, sino el ansia de los sueños,
No importa si abandonas mi presencia y cierras la puerta

Caminando descubro lo infinito del recuerdo,
Porque tú lo engendras, a pesar del naufragio;
Te reinvento y te sigo reinventando,
Mi recurso es tu vital camino

Sollozando no hallo más que una única respuesta,
Sirve más observar el campo y la marea;
La vida y el mundo oscuro no me atan con fuerza,
Lo infinito y lo lejano corren el riesgo de ser mirados

Por eso vengo y me entretengo con tu andar,
Por eso canto al puerto y al mar que teme;
El peligro es astucia para quien lo encuentra,
Y la huída de tu cuerpo, un pretexto para amar.
Vuelvo a conocer la mañana

Y yo que me creía abandonado, mártir de la soledad, espécimen. Y ahora con el debido compás, vuelves y mi canto es fuerte, porque permaneces.

sábado, mayo 02, 2009

!Quédate ahí, maniquí!
Hoy no quiero jugar con tus pretensiones,
Hoy no acepto tu imagen boba,
¡Quédate ahí, maniquí!
Yo no quiero entrar en esa vitrina,
Tu maquillaje es demasiado dulce
Hace falta cierta maldad
Que no pose siempre los mismos ángulos
¡Quédate ahí, haz lo que te plazca!
Mis fantasías son grandes, bastan;
Mi don es don como muchos otros
Hoy no quiero la entrada fácil,
Déjame solo esperando;
Un día de éstos
Vendrá el deseo,
Y entonces marchitarás como sombra.