El Sol

lunes, julio 29, 2013

Contra la tormenta

Me despojé de la tristeza,
di vacaciones al invierno

Navegué en ríos extraños,
en barcos de caravelas 

Di vacaciones a la vida,
que en desdicha, contesto deprisa.

El manto de la tierra hueca,
gruñó desde un abismo de lava,

Saber combatir es hospedar a la tormenta,
sin hacerle saber que no está en casa.

domingo, julio 28, 2013

Estrella fugaz

Te has ido,
estrella fugaz,
a otros cielos,
esta noche lúgubre,
donde el canto
se escucha en el vacío

Lejos está el horizonte,
donde hallaré la calma,
una vez que el dolor,
haya sido otra estrella,
como tú

Te has ido,
pájaro sin rumbo,
niño maravilloso,
a sobrevolar los mares
que un día nos vieron nacer
con un beso...

No hay lágrimas, aún...
pero quisieran brotar
del manantial,
estrella fugaz

Te has ido,
piel de mis pieles,
cobijo de olvidos....

No me contengo,
mis ojos se nublan,
como mirando la muerte

Te has ido,
sueño extinto
en verano de amor

Ahora le depara al corazón,
algo que no sabe,
pero que siente

Te has ido,
estrella fugaz,
a otros cielos,
esta noche lúgubre,
donde el canto
se escucha en el vacío

Entre la bruma, solitario,
te busco en vano
Quien se ríe del que llora, llora más del que ríe. 

martes, julio 23, 2013

Sombra

Sombra,
tú no eres mi sombra;
sombra maltrecha,
sombra que ahoga

Eres camino aliado,
un reflejo de luz,
que viaja en el túnel
de las lamentaciones

Pero no, no somos lo mismo
somos si acaso, complemento,
la otra cara de la luna,

Sombra,
tú no eres mi sombra;
Soy el aceite distante,
hermano del agua,
que rodea tus pasos.


jueves, julio 18, 2013

Hotel La Habana

Sucede que me encuentro en un hotel del Centro Histórico, a la espera de mi nuevo departamento, después de haber desocupado el antiguo alquiler, en el que viví por cuatro años en la colonia Condesa. 

Me embarga, más que la tristeza, una nostalgia que no se quiebra, pero que tampoco es demasiado grata.
También la felicidad y el contento se hospedan en mi ser. Fluyen los recuerdos de mi antiguo departamento. Fluye la emoción del comienzo de una nueva historia, con mi nueva casa, mi primer bien. 

El Hotel La Habana, ubicado en la calle República de Cuba, es ameno, de pasillos largos, con servicio de primera. Máquina de sodas, la primera que veo con acceso a cerveza Modelo. Tal cual como si fuera Coca Cola, a tan sólo $20. Al alcance de un botón que suelo presionar con gusto. Las habitaciones, a un precio muy aceptable. De entro de una de ellas, la que se me ha asignado, escribo en un escritorio de madera, de esos que me encantan, en medio de humo de tabaco, reflexión y música en parlantes.

Oigo los gritos de júbilo de los niños, que corren sin culpa ni pena, por los derredores del hotel. Hotel de buena vibra.

Hay agua caliente. Fluye con fuerza, como me gusta. Golpea mi cabeza, la masajea. Prefiero no ducharme en ocasiones, pues mi piel es exigente y alérgica al frío.

Esta tarde el clima en la ciudad de México es dulce, pero tormentoso. Llueve. Las calles mojadas, extrañan el calor del sol punzante. 

Hace apenas pocos días que regresé de Cuba y de La Habana. La isla me persigue. Llegué por azares del destino acá, a la calle República de Cuba. La vida, que siempre da sorpresas.



Pensamientos

1

La imprudencia, en algunos casos, es producto de la inocencia, que viene de candidez, desconocimiento de la perversión.
2
Juzgar la Biblia sin leerla, es un error. 
La Biblia no es Dios. 
Es, ante todo, conocimiento espiritual.




lunes, julio 15, 2013

Cuando cunda la tristeza

Cuando cunda la tristeza
versos, versos y más versos
de ruido, de silencio,
!qué importa!
escritos o no escritos
versos, versos y más versos

Fluye en el río de una hoja,
agua de río,
boca de agua,
loa a la esperanza

Brizna de hierba,
canto de pájaro cantor,
ciega fe a la deriva.