El Sol

viernes, mayo 09, 2014

Plática con un taxista

Abordé un taxi en Reforma. 

Un taxista bonachón comenzó la clásica plática, propia de quien se la pasa solo todo el día.

-Dónde te bailó?
-No pues en un Centro Comercial
-!Ah! ¿Andabas de shopping?
-No, ojalá!
-Pues a mí me agarró echando gasolina. Ni cuenta me di, hasta que vi que el carro se meneó y !ay cabrón!
-Sí, mire, !la gente ya ni pita por el susto! Se nota tranquila.
-Sí, ya hacía falta, ahorita se antoja estar en la oficina o en casita tomando un té con la familia.
-Hasta los más machitos se fueron a llorar a la banqueta. No hay nada que pueda contra la naturaleza.
-Así es, mi don. Dios lo bendiga. Para servirte.

No hay comentarios: