El Sol

martes, mayo 27, 2014

El arte del sexo
Cuando no hay necesidad de un Prozac,
porque los cuerpos de fuego
inundan los edificios de gritos
por el placer y la dicha de saberse vivos 

Pobres de los vecinos
y de la esposa 
que ya no le ríe a su marido; 
y en cambio al joven
que se topa en la la Planta Baja,
con un jean azul marino,
no disimula cuando le mira... la parte baja.

No hay comentarios: