El Sol

jueves, febrero 18, 2016

El problema de debatir acerca del tema de Dios con los no creyentes es que, la mayoría, sólo aborda el tema desde la formación católica que le impusieron, o desde una sola perspectiva del campo de la ciencia. De manera que se vuelve un debate muy pobre, poco imparcial y carente de sustancia, de contenido, pues se deja de lado todo un universo rico sobre el tema: un lado diferente y crítico de la ciencia -a la cual por cierto no se le da la misma publicidad que a otra-; la teología, la teosofía ,el hermetismo, la ciencia cabalística, la metafísica, la psicología, la fenomenología, la filosofía... No todo es ciencias naturales.
Sabemos que la Iglesia católica es un río de corrupción y de hipocresía, que la Biblia, por ser un libro histórico en muchas de sus partes, fue escrita por hombres de carne y hueso, que manipularon el mensaje principal. Pero también se olvidan pasajes hermosísimos, donde se exalta al Amor, a la Sabiduría.
No se puede llegar a un debate serio, exitoso, si sólo se habla desde la experiencia traumática que nos dejó la "educación católica".
Por otro lado, me parece lamentable, que sólo se tome como verdad lo que una parte de la ciencia dice o "comprueba". Es decir... lo que diga la ciencia es todo verdad, lo que no diga la ciencia no es verdad.

No hay comentarios: