El Sol

sábado, enero 02, 2016

Dulces vacaciones, Día #1

Rosarito, Baja California, México

Acabamos de llegar de comprar pescado en Popotla, con el buen Toby. Rocío cocinará y lo preparará, a su estilo. Trajimos ajo.

En el pueblo citado, un carro acaba de atropellar a un pobre pelícano, a la orilla del mar. La gente retuvo al conductor. Ya no tolera el menosprecio a los animales, contrario a otros tiempos. Ya viene una patrulla. Los animales también respiran.

Pancho está en el piso de arriba, trabajando en su libro de poemas. Yo, en la planta de abajo, lleno de libros misteriosos, empolvados, sabios, les escribo viendo el mar desde un escritorio de madera. No falta mucho para que el sol se ponga, como casi siempre, a las cinco y quince de la tarde.

No hay comentarios: