El Sol

domingo, abril 01, 2012

Para refrescar la mañana, bastan dos versos que alumbren lo que está por venir.
 Allá, por los cielos que aún no se ven, pero que sueñan.

No hay comentarios: