El Sol

martes, mayo 22, 2012


Mi ánimo oscila como un péndulo que no se cansa.

No hay comentarios: