El Sol

lunes, junio 08, 2015

Respeto mucho a los ateos, lo que me intriga es que no paran de hablar de Dios.

No hay comentarios: