El Sol

miércoles, julio 29, 2015

No hay conflicto que no sea con uno mismo, ninguno. Tanto el victimario como la víctima cargan culpas y las proyectan.

No hay comentarios: