El Sol

miércoles, febrero 26, 2014

Dios: implacable.

En cada grano de arena yace Dios implacable; infinito, como lo verdadero.

De vez en en cuando los pies de los hombres tientan su espíritu en el mar, que representa el cielo en la tierra.

En lo más hondo del alma, invisible, yace también la Verdad, y un crimen es que pase desapercibida.

No hay comentarios: