El Sol

lunes, junio 16, 2014

El borracho

Me hicieron sentir un Don Nadie,
un poema sin inspiración,
un vago huyendo del miedo,
un joven borracho perdido en un vaso de Whisky,
un pedazo de piedra ausente del sol

Como un vagabundo que se esconde del vulgo,
como un niño que no atrapa el globo de la pasión

Cuando el mundo me abandona,
no tengo rumbo, no tengo penas,
soy una piedra que pierde la razón,

Mi labor dionisíaco
no culmina en un mortuorio hechizo

No soy un poeta, soy un soñador
que se pierde en el desierto,
en el aire de la imaginación

Borracho o no, gano, pierdo, vivo
pero nunca nadie me arrancará el corazón.

No hay comentarios: