El Sol

jueves, octubre 16, 2014

Acerca del caso de Ayotzinapa


Criminalizan a los estudiantes, a los maestros, a los padres de familia afectados, que exigen en Guerrero la aparición con vida de 43 estudiantes desaparecidos desde hace algunas semanas. Los llaman vándalos, delincuentes, porros.
Y las autoridades responsables, coludidas con el narcotráfico, ¿qué son? Se juzga a los de abajo con un pragmatismo inconsciente y egoísta.
¿Y los de arriba? ¿qué son?, vuelvo a preguntar. Ellos son los verdaderos vándalos, los sátrapas, los hijos de puta que aparentan no tener conciencia y que se esconden en sus casas de lujo, llenos de dinero sucio en sus bolsillos. Esto tiene que acabar ya. Si México ya es una pesadilla en muchos sentidos, no quiero imaginar qué será después si no ponemos un alto pronto.

No hay comentarios: