El Sol

viernes, octubre 03, 2014

Cada fracaso es una cicatriz que vale la pena.

No hay comentarios: