El Sol

sábado, julio 05, 2014

Depresión clínica

Por Juan Pablo Aldaco

La mayoría de la gente está muy poco preparada para ayudar a los amigos que sufren de depresión clínica. Es decir, no hay un adiestramiento adecuado. Y sí, es difícil ponerse en los zapatos de una persona que la padece. Tratan de ayudar con frases como "Échale ganas", "Tú puedes", "No pasa nada", por citar algunas, pues me llevaría todo el día citar las que faltan.


En México y en muchas partes del mundo el estar triste es sinónimo de mariconería, de "falta de huevos", de "debilidad".



"Now I would do most anything
To get you back by my side
But I just keep on laughing
Hiding the tears in my eyes
Because boys don't cry"

The cure

Miguel Ángel con sabiduría una vez en la playa, al verme llorar, se acercó tranquilo y me dijo: ¿Qué pasa, Juan Pablo?: "La vida sigue, la vida sigue". Qué frase tan más llena de amor de su parte. Así lo sentí. Me ayudó.

Todos hemos pasado por una depresión, pero se ignora que la depresión clínica es una enfermedad tan común como la diabetes, que de ser hereditaria, por ejemplo, debe de atenderse con medicamentos.

Desde luego que el yoga, el budismo y ciertas religiones ayudan a sanar, contribuyen; pero por desgracia el mundo industrial y capitalista, cada vez más raudo, más "competitivo" en el que vivimos, en este mundo"moderno", no alcanza para que la media de los enfermos cure sus enfermedad por completo.

Se le da prioridad al que enferma por razones meramente físicas. Al que sufre de estómago, del páncreas, del hígado. Al de la simple gripe. Que yo sepa, no hay un Seguro Popular que cubra o se empeñe en hacer de la salud mental un derecho como el que sí le da

Los amigos, si es que lo son, nunca te "dejarán abajo", pero creo que hace falta una educación con miras a ayudar al prójimo, más profunda y sustancial; sobre todo si el amigo o la amiga están pasando por un momento de verdad terrible en su interior en su alma, en su corazón.

Benditos psicólogos,
benditos sacedortes
benditos los chamanes de buena fe,
benditas las iglesias sin dogma,
los templos de ángeles colgados,
la música, los paisajes.

No hay comentarios: